Filaria en perros

filaria

Filaria en perros

Entendiendo la enfermedad, síntomas, tratamientos y medidas preventivas

La filaria en perros, también conocida como filariosis canina, es una enfermedad parasitaria causada por gusanos del género Dirofilaria, específicamente Dirofilaria immitis y Dirofilaria repens. Estos parásitos, transmitidos por mosquitos infectados, pueden afectar gravemente la salud de nuestros fieles amigos caninos. 

filariosis canina

¿Qué es la Filaria en perros?

La filaria es una enfermedad parasitaria que afecta principalmente al sistema cardiovascular y pulmonar de los perros. Los parásitos responsables, conocidos como gusanos del corazón, son transmitidos a través de la picadura de mosquitos infectados. Una vez en el organismo del perro, las larvas de la filaria se desarrollan hasta convertirse en gusanos adultos. Los gusanos del corazón, específicamente Dirofilaria immitis, el principal agente causal de la filariosis canina, tienden a alojarse en los vasos sanguíneos y en el corazón mismo. 

Es crucial destacar que la presencia de estos gusanos afecta la función normal del corazón y el sistema circulatorio, lo que puede tener consecuencias graves para la salud general del perro. La prevención y el tratamiento temprano son fundamentales para minimizar los efectos perjudiciales en estos órganos.

¿Cómo se transmite la Filaria en perros?

La transmisión de la filaria se produce exclusivamente a través de la picadura de mosquitos infectados con larvas microscópicas de la filaria. Cuando un mosquito pica a un perro infectado, ingiere las larvas junto con la sangre. Posteriormente, estas larvas se desarrollan en el mosquito, que puede transmitirlas a otros perros al picarlos. Una vez en el nuevo hospedador, las larvas migran a los vasos sanguíneos, donde se desarrollan hasta convertirse en gusanos adultos.

Síntomas de la Filaria en perros: ¿Cómo reconocerla?

Los principales síntomas que padecen los perros pueden variar en función del grado de gravedad en la que se encuentren, en ocasiones hasta que la infección no se ha desarrollado en el interior no se detectan. los más característicos son:

  • Tos persistente: Puede deberse a la presencia de gusanos en los pulmones.
  • Dificultad para respirar: Los gusanos pueden afectar el sistema respiratorio y causar problemas respiratorios.
  • Letargo y debilidad: La presencia de gusanos afecta el flujo sanguíneo y puede llevar a la fatiga.
  • Pérdida de peso: La filaria puede afectar el apetito y causar pérdida de peso inexplicada.
  • Hinchazón abdominal: Gusanos adultos pueden acumularse en el corazón y los vasos sanguíneos, causando inflamación abdominal.

Tratamiento de la Filaria en perros: Enfrentando la enfermedad

El tratamiento de la filaria en perros es un proceso delicado y debe ser supervisado por un veterinario. El objetivo principal del tratamiento de la filariosis en perros es eliminar la infección causada por los gusanos del corazón (Dirofilaria immitis) a través de la desparasitación de los perros. Al abordar esta infección parasitaria hay que tener en cuenta algunas opciones de tratamiento que  incluyen:

  • Medicamentos antiparasitarios: Se administran para eliminar las larvas y gusanos adultos.
  • Antiinflamatorios: Para reducir la inflamación y aliviar los síntomas asociados.
  • Reposo y cuidados intensivos: En casos graves, se puede recomendar reposo y atención especializada.

Es esencial seguir el plan de tratamiento proporcionado por el veterinario y realizar chequeos regulares para evaluar la respuesta al tratamiento.

Filaria en perros

Medidas preventivas para la Filaria en perros: Protegiendo a nuestros compañeros peludos

La prevención de la filaria es fundamental para garantizar la salud a largo plazo de nuestros perros. Aquí hay algunas medidas preventivas clave:

  • Medicamentos preventivos: Los medicamentos mensuales administrados por vía oral previenen el desarrollo de las larvas en gusanos adultos.
  • Pruebas regulares: Realizar pruebas de detección de la filaria de forma periódica, especialmente en áreas con alta prevalencia.
  • Control de mosquitos: Reducir la exposición a mosquitos utilizando repelentes, mosquiteras y manteniendo limpios los entornos.
  • Higiene ambiental: Eliminar fuentes de agua estancada, que son lugares propicios para la reproducción de mosquitos.
  • Consultas veterinarias regulares: Realizar chequeos veterinarios de rutina para detectar cualquier signo temprano de infección.

 

La filaria en perros es una enfermedad seria, pero con medidas preventivas adecuadas y atención veterinaria oportuna, podemos proteger a nuestros compañeros peludos de sus efectos perjudiciales. La combinación de tratamiento efectivo y prevención continua es esencial para garantizar que nuestros perros gocen de una vida sana y activa. La clave está en la conciencia, la educación y el compromiso con la salud de nuestros queridos amigos caninos.

También te podría interesar:

Abrir chat
🗯️¿Necesitas ayuda?
Scan the code
Hola, ¿En qué podríamos ayudarte?
Logo Oficial Kitdigital